Colombiano pasó de la montaña más alta, al páramo más grande del mundo

132

“Es un trekking (senderismo) que no tiene nada que envidiarle a los mejores del mundo, y sería un turismo diferente al convencional”,  así calificó el recorrido que realizó por el páramo de Sumapaz y el cañón del río Duda Luis Felipe Ossa, el único colombiano que ha subido el monte Everest sin ayuda de oxigeno.

 

Ossa fue invitado a finales del 2017 a dirigir la Ruta por la Paz, un proyecto que aspira a que se haga turismo por lo que fue un antiguo corredor de la guerra en el país. La iniciativa se encuentra en proceso de formulación por parte de la Rap-E (Región Administrativa y de Planeación Especial), una entidad estatal que busca integrar a Bogotá y los departamentos del Meta, Tolima, Boyacá y Cundinamarca.

“Estuvimos en un lugar del que no tenía referencia. Ha sido un viaje lleno de sorpresas maravillosas, de sitios en los que uno podría pensar que no se podía ir porque eran muy peligrosos, y resultó fantástico”, afirmó tras recorrer por una semana esa histórica zona que se extiende a través de la localidad de Sumapaz en Bogotá, y por parte de los departamentos de Tolima, Cundinamarca y Meta.

Para este osado escalador, que ha estado en Alaska, en la Patagonia, en las montañas de Perú, Bolivia, Nepal, Rusia, China e India, el recorrido durante una semana por Sumapaz y el río Duda le resultó un paseo espectacular, más si se tiene en cuenta que allí abundan el agua y el aire puro, a diferencia de sus anteriores expediciones. “El páramo más grande del mundo es otro lugar impresionante”, afirmó.

Ossa señaló que poder recorrer estas maravillas naturales del país, a través del ecoturismo, podría beneficiar a las familias campesinas que habitan en esas zonas.“Les puede ayudar mucho, además que les puede generar un ingreso directo, conservando su lugar y contando su historia, mostrando la selva, los páramos, los bosques”, concluyó.

JOSÉ DAVID RODRÍGUEZ
EL TIEMPO
Twitter: @ashissino85
davrod@eltiempo.com